Cuando llegamos a los 30 y a partir de ahí, nos damos cuenta que nuestro cuerpo ya no responde igual a cuando estábamos en plena juventud. Sumado a eso, las responsabilidades de ser adulto pueden generar mucho estrés, todo eso se ve reflejando en nuestro cuerpo de forma negativa.

Entonces, ¿por qué comenzar el Yoga? Por sus numerosos beneficios tanto físicos como mentales. Además, esta actividad no tiene edad, es ideal para todos, ya que se puede adaptar a tus necesidades individuales. Y si posees un espacio como Yogis para realizarlo, ¿por qué no atreverse? Acá te hablaremos de las bondades del Yoga.

En Va

El Yoga se adapta de ti

El Yoga es una práctica que debe ser regular. Los expertos en esta actividad física son los encargados de enseñar las posturas del yoga más adecuadas, según la necesidad del practicante. Esto ayudará a corregir movimientos inapropiados para prevenir lesiones frecuentes.

Si tienes problemas óseos o musculares es importante primero consultar con un médico para que te pueda indicar qué posturas son las más apropiadas para realizar los ejercicios.

Bienestar general

El yoga puede ayudarte a corregir muchos de los problemas asociados con la edad como son el insomnio, la falta de iniciativa, circulación insuficiente, problemas digestivos, estimular la flexibilidad muscular y corregir la postura ayudando a mejorar el estado físico. Practicar yoga ayuda también a obtener más energía y tener una actitud más positiva ante la vida.

Mejora tu aptitud física

  • Aumento de la flexibilidad. Con el paso de la edad se ir pierde movilidad y flexibilidad. El yoga permite practicar algunos ejercicios sencillos de estiramiento que ayudan a disminuir este proceso.
  • Mejora del equilibrio. Mantener el equilibrio es muy importante, para prevenir caídas y lesiones. La práctica de esta disciplina ayuda a mejorar el equilibrio y por tanto a reducir este problema.
  • Mantenimiento de la masa muscular. Las personas que dejan de hacer actividad física van perdiendo fuerza. El yoga ayuda a mantener su masa muscular.
  • Mejora de la respiración. El yoga enseña cómo respirar correctamente. Saber respirar de manera adecuada es muy importante, ya que ayuda significativamente a relajarse y aliviar algunas enfermedades de carácter respiratorio.

Mejora tu salud mental

El yoga activa los procesos cognitivos y emocionales que a menudo preceden al Alzheimer y otras formas de demencia. Además, este deporte mejora el sueño de las personas que lo practican.

Debido al aumento de serotonina, la práctica regular de yoga, produce mejoras significativas en pacientes con depresión y ansiedad influyendo positivamente en el humor de quien lo practica.

La práctica del yoga reduce los niveles de cortisol, la hormona encargada de regular las situaciones estresantes. Realizar esta disciplina ayuda a bajar los niveles de esta hormona, y por lo tanto, reducir el estrés.

Una de las funciones de la serotonina es la de aumentar la producción de melatonina, hormona encargada de regular los ciclos del sueño. La práctica del yoga aumenta los niveles de serotonina por lo que ayuda a dormir mejor.

Visita el proyecto Van Gogh

La práctica del yoga requiere concentración, es una actividad en la que cuerpo y mente están en armonía produciendo un estado de relajación intensa.

En general, la práctica del yoga puede ser una actividad que te desconecte del mundo exterior y te centres en tus posibilidades. Por eso, en Van Gogh hemos creado ese espacio para ti, porque tu bienestar es lo primero. En Yogis puedes iniciar esta disciplina sin importar tu edad.