La innovación para ahorro energético con conciencia ambiental y la automatización de procesos cotidianos de un espacio habitable, son elementos que incrementan el confort de un hogar.

Si estás en la búsqueda del estilo de vida que pueda proporcionarte herramientas para optimizar tu tiempo, ser más productivo y disponer de espacios de calidad para dedicar a tus seres queridos, seguramente estás por pertenecer a la comunidad de grupos familiares que precisan habitar una Smart Home o que disfrutan de los beneficios de la domótica.

Incorporar el internet de las cosas a la cotidianidad

En un estudio realizado por el Observatorio Retina a un grupo de expertos, se determinó que el 84,1% de ellos considera la inteligencia artificial como la tecnología que más impacto tendrá este año, entre ellas, el internet de las cosas porque es cada vez más necesaria la interconexión digital de objetos, de la vida cotidiana, mediante internet.

El proyecto Riviera del Golf entiende el signo de estos tiempos, por eso nuestros espacios son adaptables a las necesidades y tendencias que el mundo digital ofrece para facilitar el confort de un hogar contemporáneo

Ventajas de interconectar tus objetos

Los dispositivos que presentan acceso a internet pueden conectarse entre sí para recabar e intercambiar datos, analizar, optimizar procesos, dejándote como beneficio, la integración de la tecnología en los sistemas de seguridad, rentabilización al máximo de la gestión de la comunicación y el respeto al medio ambiente, por medio del aumento en la eficiencia energética.

Es de utilidad que puedas contar con dispositivos que te faciliten las tareas diarias, como ajustar el aire acondicionado de la casa de forma remota (o utilizando tan solo tu voz), con el objetivo de generar el máximo confort hogareño y reducir el consumo de energía.

Espacio habitable de vanguardia

De acuerdo con cifras del Worldwide Global DataSphere IoT Devices and Data Forecast, “para el año 2025 tendremos en torno a 41.600 millones de dispositivos conectados”, gracias a las ventajas que el internet de las cosas ofrece a la vida diaria, como la productividad, innovación, facilidad de acceso y constante actualización. Considera que ya existen apps capaces de medir el consumo de electricidad en la casa y distinguir qué aparatos lo están produciendo, permitiéndole mejorar los hábitos de uso, descubrir aparatos defectuosos o comprobar cómo su aire acondicionado aún apagado registra gastos de energía

Visita el proyecto Riviera del Golf

Innumerables opciones

También existen sistemas de sonido configurables que se conectan al WiFi de casa, con la aplicación gratuita y envía música a habitaciones distintas al mismo tiempo; o el sistema de limpieza con sensores inteligentes que le permiten desplazarse por el hogar y adaptarse a su entorno para aspirar a fondo los suelos.

Además, existen cerraduras que incorporan un pequeño teclado con un código  de acceso y una cámara de vigilancia. Esos aparatos permiten saber quién quiere acceder a tu vivienda y cuándo, incluso abrir la puerta en modo remoto a quien desee.

Arquitectura al servicio de las familias

El diseño de las viviendas debe adaptarse a todas esas ventajas y permitir que cada edificación tenga una distribución ideal para equipar tecnológicamente, cualquier espacio de manera segura y funcional. Generar interactividad entre el espacio y quienes lo habitan para la prevención de riesgos de accidentes dentro del hogar; control de la temperatura o ventilación. Todo lo que permita simplificar y facilitar las actividades cotidianas de una familia en una vivienda.